PAGINA 5 - Movimiento Poder del Conocimiento

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PAGINA 5

ES LA ECONOMIA

La Lucha Contra la Pobreza

La situación de pobreza y desigualdad en Colombia es alarmante. El destape de las grandes ollas podridas en materia de corrupción, la caída del PIB en dólares desde $378 mil millones de dólares en el 2014 a $282 mil millones de dólares en el 2017, la deuda externa superando los $125 mil millones de dólares, el déficit pensional de $38 billones de pesos, el colapso en la salud y la deuda con hospitales y clínicas superando los $7 billones de pesos, el pésimo sistema educativo que tiene a Colombia en los últimos lugares de las pruebas Pisa, el desorden y la lentitud en la justicia, el aumento de los precios y mayor iliquidez en los hogares por la última reforma tributaria, los campesinos fluyendo a las ciudades en busca de la mínima subsistencia, los 6.8 millones de colombianos en las ciudades viviendo del rebusque, el 10% de las familias colombianas, madres solteras, viviendo con $3,750 pesos diarios, 1,5 millones de bogotanos con menos de 6,000 pesos diarios, el caos en el transporte en la capital, el grave deterioro del medio ambiente, muestran un gobierno y una clase política desacreditada por los malos manejos administrativos y la falta de controles reales. Un congresista en 4 años se gana lo que un empleado de salario mínimo en 162 años. El salario mínimo es la mitad del costo de la canasta básica en Colombia que se encuentra por encima de los $1'300.000. El 54.84 % de los colombianos devengan un salario mínimo, el 53% mujeres y el 47 % hombres.
Las estrategias de la economía industrial propuestas por muchos de nuestros dirigentes del gobierno y la política, de la mano de obra barata para mejorar nuestras ventajas comparativas en el comercio internacional, incentivos a la creación de empleo de baja remuneración a través de la construcción de viviendas regaladas o subsidiadas, incentivos al empleo a través del mejoramiento productivo de las fábricas de chimeneas, y empleos a través de la reactivación de un sector agrario lento y empobrecido, no han logrado los resultados esperados.
Es a través de la estrategia de la inversión en obras públicas y construcción de viviendas para la creación de empleos de baja remuneración, donde se manifiesta la devolución de los favores políticos y el mayor volumen de corrupción.
Por el contrario, el nuevo sistema de creación de riqueza basado en el conocimiento, lo que antes era un sueño, ahora se puede convertir en realidad.
La estrategia de la economía del conocimiento para quebrar el espinazo de la pobreza comienza con la eliminación de la diferencia en productividad entre lo que el trabajo bruto puede conseguir y lo que la tecnología avanzada hace posible conseguir hoy día y cada vez más en el mañana, promoviendo en las comunidades pobres la elevación de los niveles de prosumo.
Esta estrategia en relación a la tierra, debe estar dirigida
a desarrollo de la nueva agricultura personalizada del conocimiento de grandes rendimientos en pequeños espacios, lo cual nos permite generar altos ahorros de agua a través del manejo de nano burbujas y la recirculación, con rendimientos y productividades cada vez más mayores a medida que mejoramos el uso de las tecnologías en el control de temperaturas, plagas, tiempos de crecimiento. Esta nueva capacidad de generar riqueza cerca a los centros de consumo les permitirá a los campesinos evitar los costosos intermediarios, tener acceso al nuevo sistema financiero descentralizado y de muy bajos costos. Pero también a una agricultura interconectada con los consumidores del mundo. Esta nueva agricultura será parte de las viviendas inteligentes y prosumidoras del mañana.
Esta estrategia en relación al capital y el trabajo, debe estar dirigida a la transformación de las empobrecidas familias urbanas, construyendo y convirtiendo sus propias viviendas en un sistema de creación de riqueza altamente productivo, incentivando el prosumo del conocimiento a través del uso de la fabricación personalizada en el escritorio, para eliminar en forma definitiva la dependencia del trabajo físico y repetitivo en las grandes industrias y empezar a depender del poder de la inteligencia de las generaciones futuras.  

Lucha contra la corrupción

La política colombiana queda inmersa en la corrupción, la violencia y el clientelismo.  James A. Robinson, “La Miseria en Colombia” afirma que, en la mayor parte de la historia de Colombia, la constante ha sido la pobreza absoluta, combinada con la violencia e inseguridad y que su persistencia se debe fundamentalmente a las facetas extractivas de las instituciones políticas, que las poderosas fuerzas que han mantenido a Colombia pobre y violenta se mantienen y se reproducen por sí mismas”.
En el informe sobre “La Gobernanza y las Leyes” del banco Mundial, se reconoce que las políticas “adecuadas” suelen ser difíciles de introducir y aplicar, dado que en algunos casos “los grupos de la sociedad que se benefician del ‘statu quo’ son suficientemente poderosos como para resistir las reformas necesarias para cambiar el equilibrio existente”.
Según Transparencia Internacional la corrupción en Colombia sigue siendo alarmante. Estamos en el puesto 94 a nivel mundial entre 177 naciones estudiadas, y 18 en la región. Para Transparencia Internacional, el problema sigue siendo alarmante en esta nación. Y considera que la lentitud de la Justicia para castigar a los corruptos y las repetitivas prácticas de abuso del poder en todos los niveles del sector público se reflejan en la pobre calificación del país en este Índice de Percepción de Corrupción.
Fernando Vallejo escribe: “Se dicen servidores públicos, pero son aprovechadores públicos. Dicen que vienen a dar, pero vienen a recibir. Actúan como si nos mantuvieran, pero son unos mantenidos. Y así de esta sociedad podrida hoy surgen los partidos por montones, como brotan los hongos venenosos de la boñiga de las vacas".
Para Juan Fernando Londoño, “en el naufragio de los partidos, se desplaza el mando desde la dinámica menuda de favores y contraprestaciones hacia un torrente de candidatos financiados por criminales o por contratistas que terminan apoderándose de los recursos públicos. Es éste el mango del abanico que se abre en astas de millonarios evasores, chupasangres de la salud y un enjambre de contratistas que hacen su agosto. Casi todos ellos esconden lo mal habido en paraísos fiscales. Como resultara insuficiente la financiación oficial de los partidos, los más avezados de la clase política buscaron en el crimen otra fuente de recursos: en el narcotráfico, en el paramilitarismo. Acudieron al mercado de empresas o de individuos interesados en contratos del Estado. Suministran los contratistas avances a los políticos para sus campañas y éstos les retornan con contratos la inversión. Y participan de las ganancias”.
Luis Carlos Galán lo advertía, “Colombia está dominada por una oligarquía política que convirtió la administración del estado en un botín que se reparte a pedazos”. Y desde su época se ha empeorado.
El congreso de la república se convirtió en el cuartel de los corruptos. Según la revista Semana, es en el tema salarial de los congresistas donde además se hace más visible el sistema de chantajes, dádivas y contraprestaciones que caracteriza a la política colombiana. En el año 2013 dos sentencias del Consejo de Estado les quitaron a los congresistas las primas de localización y de salud por 8 millones de pesos que recibían irregularmente desde 1992. Tras un breve ‘plan tortuga’ que hicieron a iniciativas como el referendo de la paz y la reforma de la salud, el gobierno les expidió el decreto 2170 del 2013, que estableció “una prima especial de servicios” para los congresistas equivalente a $7’898.445, que de acuerdo con el propio gobierno “sustituye para todos los efectos las primas de salud y de localización y vivienda.
Lo anterior significa que no son cambios como los que proponen los partidos tradicionales para acabar con la corrupción. Lo que se requiere es una profunda transformación social. Pero la revolución del conocimiento es la segunda más grande revolución en la historia de la humanidad. En la primera, la revolución industrial, se liberó al hombre de las cadenas del esclavismo, pero terminó en las cadenas del capitalismo y el socialismo. En la primera se liberó al hombre de las monarquías absolutistas y sangrientas y terminó con democracias amañadas a través del clientelismo, compra de votos, cambio de votos por empleos públicos, países burocratizados, violentos y corruptos. En esta nueva revolución del conocimiento tenemos que luchar para que hombre sea verdaderamente libre y dueño de su propio trabajo a través del prosumo y trabajo independiente y de los abusos permitidos por los gobiernos del sistema financiero. Y liberarlo de las democracias falsas y corruptas e implantemos nuevas democracias basadas en el voto con conocimiento, gobiernos desburocratizados y extraordinariamente eficientes, en donde el poder del ciudadano se imponga sobre las corruptas prácticas de los partidos políticos tradicionales.
Para recobrar la confianza de los ciudadanos en las instituciones políticas es necesario seguir el mismo curso del aplanamiento de las instituciones privadas y gubernamentales. El congreso de la república debe cambiar su estructura bicameral que lo hace lento y costoso por una nueva estructura unicameral compuesto por ciudadanos de alto nivel educativo capaces de enfrentar los retos de las nuevas sociedades de altas velocidades.
Como en las empresas donde le corresponde a la Junta Directiva elegir los altos cargos de presidente y CEO, el congreso de la república debería elegir al presidente encargado de las funciones políticas y al Primer Ministro encargado de las funciones de gobierno. El plan de gobierno es aprobado por el congreso y ejecutado por el presidente y primer ministro.  
Adicionalmente, el uso de las tecnologías de bloques permitirá el control del gasto público y la transparencia electoral.

Cambio Generacional

En la sociedad agrícola los dueños del saber eran los ancianos. En la sociedad industrial los dueños del saber son los profesionales expertos en las industrias de masas y distribución de masas. En la sociedad del conocimiento los dueños del saber son las nuevas generaciones.  Por ello se requiere de un cambio generacional. Una nueva generación de profesionales con maestrías y doctorados y con los más elevados principios éticos y morales en donde el poder del conocimiento reemplace a la n potencia el poder del dinero de la actual clase política. Una generación entera libre del virus de la corrupción creando riqueza a la velocidad del tiempo real.
En esta nueva economía del conocimiento, las multitareas y medios multifocales de interés, sustituyen la concentración en algo fijo y una nueva generación entera crece en medio de una cultura que se desplaza de una economía secuencial a una economía multi secuencial, esto es, hacer varias cosas al mismo tiempo: acceso al mismo tiempo a computadores, controles remotos, internet, correos electrónicos, búsquedas, celulares, reproductores, video juegos, cámaras digitales y otros. Para esta generación, las nociones de tiempo y distancia significan muy poco. Procesan más y más información a ritmos más y más rápidos y se aburren con cualquier cosa que consideren lenta. Detrás de todo esto, está el momento histórico en pro de un nuevo sistema de riqueza, cuya principal materia prima, el conocimiento, puede moverse ahora a casi la velocidad del tiempo real. Lo anterior nos conduce a otro de los pilares de la nueva economía. El trabajo como agentes libres, esto es, profesionales que trabajan por cuenta propia, contratistas independientes, asesores y trabajadores autónomos, estableciendo sus propios horarios diarios o nocturnos, la mayoría de ellos desde su casa y el prosumo creciendo en forma exponencial apoyado en las nuevas tecnologías del conocimiento.
Trasladarse de un sitio a otro a través de un tráfico congestionado, es perder la capacidad de producir riqueza. La velocidad y la desregulación de las actividades van de la mano con otro cambio del funcionamiento intermitente al de flujo continuo 24 horas, siete días a la semana, 365 días al año a la velocidad del tiempo real.
En la Sociedad Industrial las empresas se organizaron como los ejércitos en forma piramidal desde el general al soldado y desde el gerente al obrero. Una educación rígida y una férrea disciplina mantiene la estructura. Sin embargo, estamos matando el insumo básico del desarrollo del conocimiento que es la creatividad. La propuesta es eliminar la disciplina y obediencia y reemplazarla por la colaboración, para incentivar la creatividad. Lo anterior cambia completamente el modelo de trabajo basado en las jerarquías. Desde que en la nueva economía del conocimiento las empresas se están aplanando y el trabajo que antes hacían los mandos medios ahora lo hacen los computadores, es posible entrar en el mundo colaborativo e incentivar la creatividad. Intercambiar autoridad por conocimiento es uno de los grandes retos de las empresas del siglo21.


PAGINA 6


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal