PAGINA 4 - Movimiento Poder del Conocimiento

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PAGINA 4

ES LA ECONOMIA

La Economía del Conocimiento

El nuevo sistema de creación de riqueza se compone de una creciente red mundial de mercados, sistemas de pagos, centros de producción y laboratorios, en comunicación instantánea entre ellos, intercambiando de manera continua y en aumento, enormes flujos de datos, información y conocimiento. Esta será la economía veloz del mañana. Esta nueva máquina de hacer riqueza, acelerada y dinámica es la fuente del progreso económico. Y como tal, la fuente de gran poder. Desacoplarse de ella es excluirse del futuro.
El problema principal es entender que nos estamos alejando de las instituciones monolíticas, verticales y homogéneas y nos estamos dirigiendo hacia organizaciones planas, heterogéneas y totalmente distribuidas. Ello significa, organizaciones que están unidas, no por la geografía sino por la información, por corrientes de información muy intensas y muy rápidas que fluirán a través de esa red de partes distribuidas.
La palabra de moda es la desintermediación, la eliminación de todos los pasos entre el fabricante y el consumidor. Distribuidores de autos, seguros, librerías, agencias de viaje, todos ellos desaparecerán. La aniquilación de los mandos medios cercena la escalera de las carreras. Los computadores crean resúmenes de los reportes y de la información que antes era responsabilidad de los mandos medios. La conectividad le da una retroalimentación constante en tiempo real sobre los clientes, suministros y empleados, y la flexibilidad para adaptarse y responder a los requerimientos del mercado.
La colaboración es la nueva arma competitiva. Las organizaciones están reconociendo que sus mejores esfuerzos individuales no pueden resolver los problemas complejos e interconectados de hoy en día. Por ello, están poniendo a un lado los intereses privados y han empezado a desarrollar nuevos modelos de colaboración para construir una nueva infraestructura cívica que les permita avanzar en sus objetivos comunes. Se llama impacto colectivo y es una tendencia creciente en el mundo. Lo que estamos viendo es la unión de socios no tradicionales, y la voluntad de abrazar nuevas formas de trabajar juntos. A medida que las grandes empresas se aplanan y contratan servicios externos, la colaboración es uno de los pilares de la nueva economía. Pasamos de una economía individualista a una economía colaborativa.
Esta nueva economía está creando un nuevo modelo económico, conformado por entidades que hacen parte de la red. Las redes en esencia son organismos descentralizados que no tienen fronteras muy definidas y carecen de una cabeza visible. Nadie está esencialmente a cargo de ellas. Las empresas que conforman las redes tampoco tienen fronteras definidas, algunas aprovechan más los recursos de las redes, mientras otras los utilizan menos. Y otras más, utilizan sólo un computador personal para lograr los resultados que se proponen.
Esta nueva economía está remodelando y revolucionando todos los sectores empresariales. No sólo en la forma como se distribuye el software, música, libros, revistas, etc., sino también los servicios financieros, dinero al contado, crédito al momento. Reconfiguración del mundo según nuestras especificaciones. Podemos tener periódicos personalizados,
videos por solicitud, música a la medida, ahora el enfoque está en el individuo.
La flexibilidad es una característica de la economía de redes del conocimiento. Mediante la economía de redes, se puede utilizar canales flexibles para vender productos y servicios, crear y manejar contenidos en muchas formas, diseñar y construir productos que los clientes o mercados requieren, vender y prestar servicio y dar soporte al producto.
Las empresas deben ser capaces de una adaptación instantánea a los cambios en los hábitos de los consumidores, tecnologías, finanzas, impuestos, mercados y otras variables.
Con la red se aumenta la velocidad del dinero y de la información. El dinero electrónico puede pagarse, deducirse y facturarse al instante. En este nuevo entorno, la ventaja competitiva es la velocidad y las cosas hay que hacerlas en tiempo real.
El nuevo sistema de creación de riqueza abre la posibilidad de un futuro mucho mejor para enormes masas de población que ahora se encuentran entre los pobres de la tierra. A menos que los líderes de los Países Menos Desarrollados prevean estos cambios, condenarán a sus pueblos a una perpetua miseria y a ellos mismos a la impotencia política.
En resumen, la alternativa para que los países progresen y se reduzcan los elevados índices de pobreza, es el nuevo sistema de creación de riqueza basado en el conocimiento que permite elevar los niveles de prosumo, lo que producimos para nuestro propio consumo y los excedentes intercambiarlos, lo que nos lleva a la creación de centros de producción y consumo auto sostenibles e interconectados. Lo anterior nos lleva a cambiar los sistemas productivos competitivos de la sociedad industrial por nuevos sistemas basados en la colaboración y la convivencia pacífica.

El cementerio de las ideas muertas

Hoy más que nunca gobiernan el mundo los alumnos de los profesores de economía del siglo pasado. Presidentes y políticos, directores y asesores de bancos centrales, ministros de hacienda, presidentes de bancos, altos funcionarios de las mayores y más poderosas empresas mundiales, asesores financieros, expertos de medios de comunicación se han sentado obedientemente a escucharlos, han estudiado sus textos y se han embebido en sus principales teorías. Por desgracia, muchas de las teorías recordadas de los tiempos de la universidad pertenecen al camarote del conocimiento obsoleto o mejor aún al cementerio de las ideas muertas.
Muchos economistas, consciente o inconscientemente siguen aferrándose a la creencia de que la economía es análoga a la física de Newton Esta noción surgió hace siglos, cuando las ideas de Newton sobre la mecánica, el equilibrio y el determinismo dominaban dicha ciencia.
En la actualidad, buena parte de la economía de la sociedad industrial, incluida la herencia de Adam Smith, David Ricardo y más tarde Karl Marx, John Maynard Keynes, Friedrich Hayek y Milton Friedman, aún se basa, al menos parcialmente en la mecánica newtoniana y la lógica cartesiana.
La teoría de Newton funciona bien a bajas velocidades. Sin embargo, a velocidades cercanas a la velocidad de la luz, la teoría cuántica, la teoría de la relatividad y el principio de la indeterminación, llevaron a una crisis en la física, que llevó a una comprensión más clara de las limitaciones del modelo newtoniano. De ello se desprende que no todo en el universo se comporta en todas las ocasiones con la regularidad, previsibilidad y legitimidad de una máquina.
Para aquellos que creen que la economía es una ciencia exacta y se puede representar en funciones matemáticas, es desconcertante el que los bienes del conocimiento son indeterminados respecto al valor. Y de ello, podemos concluir que, si el conocimiento puede viajar a velocidades cercanas a la velocidad de la luz, entonces el replanteamiento de la física de newton por la física de la relatividad y cuántica, también en el caso de la economía, la teoría económica de bajas velocidades de Marx, Keynes, Hayek y Friedman debe ser replanteada por una nueva teoría económica adaptada a las altas velocidades de la economía del conocimiento.
Siete cambios desafían a los economistas tradicionales en sus análisis económicos: El primero es la externalidad positiva de los productos del conocimiento. El valor de uso de los productos del conocimiento es creciente. Mientras el valor de uso del tangible del celular disminuye con el uso, el valor de uso del intangible aumenta con el uso, puesto que teóricamente se puede conectar con un mayor número de personas. El segundo, es el carácter no rival de los productos del conocimiento. No gastamos el conocimiento por utilizarlo, por el contrario, mayor uso del conocimiento promueve mayor conocimiento y puede ser compartido por muchas personas a la vez. El tercero, lo representa la desmasificación y personalización de los productos, que apunta a una economía sin productos idénticos y en teoría con precios distintos. El cuarto, se relaciona con la substitución cada vez mayor de los factores tradicionales, tierra, trabajo y capital, por conocimiento. El quinto, al traslado del intercambio mundial de bienes tangibles a intangibles. El sexto a la transferibilidad mundial de capitales que permite cada vez menos el control por parte de los bancos centrales de la cantidad de dinero en la economía y por consiguiente del empleo y la inflación. El séptimo, al efecto de las políticas fiscales en un mundo globalizado.
La política monetaria
“Los bancos centrales irán perdiendo poder a medida que los flujos internacionales de dinero promovidos por los intercambios de divisas (Forex Exchange) y criptomonedas se vuelvan incontrolables. Ello quiere decir que los bancos centrales tendrán cada vez menos capacidad de controlar la inflación y el desempleo. El World Economic Forum advierte: “Si los bancos centrales no producen ninguna moneda digital perderán el control monetario y un mayor potencial de graves recesiones económicas. Dado el rápido ritmo de las innovaciones en la tecnología de pagos y la proliferación de monedas virtuales, podría no ser prudente que los bancos centrales sean pasivos en su enfoque de CBDC (Central Bank Digital Currency). Los bancos tienen una ventaja competitiva dado el tamaño de la base de datos de sus clientes, pero también están amenazados por aquellos jugadores tecnológicos que pueden ofrecer la Plataforma”.
La Política Fiscal
En cuanto a la política fiscal en un ambiente global, la OECD sostiene: ¿Cómo puede florecer la competencia fiscal justa entre las naciones soberanas, para eliminar la competencia desleal? ¿Cuál es la forma más adecuada de gravar a las empresas globales? ¿La "nueva economía" implica nuevos impuestos o la necesidad de rediseñar los antiguos? ¿Cómo pueden contribuir las autoridades fiscales a crear un futuro "más verde" para las generaciones venideras? ¿Y cuál es el rol de las administraciones tributarias en este nuevo mundo? ¿Son solo los recaudadores de impuestos o los facilitadores de una amplia gama de servicios gubernamentales?


PAGINA 5


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal