LUCHA CONTRA LA POBREZA - Movimiento Poder del Conocimiento

Vaya al Contenido

Menu Principal:

LUCHA CONTRA LA POBREZA

PROPUESTA

El Sacerdote Argentino Pedro Opeka rescató de la pobreza extrema a 500,000 personas en Africa. Para el Sacerdote Pedro Opeka, los planes de asistencia social son lo peor que le pueden hacer a un pobre, pues los convierte en inútiles y les impide salir de la marginilidad. También piensa que regalar cosas, por ejemplo una vivienda, les saca el coraje, les quita la dignidad como seres humanos. Ver video

La situación de pobreza y desigualdad en Colombia es alarmante. El destape de las grandes ollas podridas en materia de corrupción, la caída del PIB en dólares desde $378 mil millones de dólares en el 2014 a $282 mil millones de dólares en el 2017, la deuda externa superando los $125 mil millones de dólares, el déficit pensional de $38 billones de pesos, el colapso en la salud y la deuda con hospitales y clínicas superando los $7 billones de pesos, el pésimo sistema educativo que tiene a Colombia en los últimos lugares de las pruebas Pisa, el desorden y la lentitud en la justicia, el aumento de los precios y mayor iliquidez en los hogares por la última reforma tributaria, los campesinos fluyendo a las ciudades en busca de la mínima subsistencia, los 6.8 millones de colombianos en las ciudades viviendo del rebusque, el 10% de las familias colombianas, madres solteras, viviendo con $3,750 pesos diarios, 1,5 millones de bogotanos con menos de 6,000 pesos diarios, el caos en el transporte en la capital, el grave deterioro del medio ambiente, muestran un gobierno y una clase política desacreditada por los malos manejos administrativos y la falta de controles reales. Un congresista en 4 años se gana lo que un empleado de salario mínimo en 162 años. El salario mínimo es la mitad del costo de la canasta básica en Colombia que se encuentra por encima de los $1'300.000. El 54.84 % de los colombianos devengan un salario mínimo, el 53% mujeres y el 47 % hombres.
Las estrategias de la economía industrial propuestas por muchos de nuestros dirigentes del gobierno y la política, de la mano de obra barata para mejorar nuestras ventajas comparativas en el comercio internacional, incentivos a la creación de empleo de baja remuneración a través de la construcción de viviendas regaladas o subsidiadas, incentivos al empleo a través del mejoramiento productivo de las fábricas de chimeneas, y empleos a través de la reactivación de un sector agrario lento y empobrecido, no han logrado los resultados esperados.
Es a través de la estrategia de la inversión en obras públicas y construcción de viviendas para la creación de empleos de baja remuneración, donde se manifiesta la devolución de los favores políticos y el mayor volumen de corrupción.
Por el contrario, el nuevo sistema de creación de riqueza basado en el conocimiento, lo que antes era un sueño, ahora se puede convertir en realidad.
La estrategia de la economía del conocimiento para quebrar el espinazo de la pobreza comienza con la eliminación de la diferencia en productividad entre lo que el trabajo bruto puede conseguir y lo que la tecnología avanzada hace posible conseguir hoy día y cada vez más en el mañana, promoviendo en las comunidades pobres la elevación de los niveles de prosumo.
Esta estrategia en relación a la tierra, debe estar dirigida a desarrollo de la nueva agricultura personalizada del conocimiento de grandes rendimientos en pequeños espacios, lo cual nos permite generar altos ahorros de agua a través del manejo de nano burbujas y la recirculación, con rendimientos y productividades cada vez más mayores a medida que mejoramos el uso de las tecnologías en el control de temperaturas, plagas, tiempos de crecimiento. Esta nueva capacidad de generar riqueza cerca a los centros de consumo les permitirá a los campesinos evitar los costosos intermediarios, tener acceso al nuevo sistema financiero descentralizado y de muy bajos costos. Pero también a una agricultura interconectada con los consumidores del mundo. Esta nueva agricultura será parte de las viviendas inteligentes y prosumidoras del mañana.
Esta estrategia en relación al capital y el trabajo, debe estar dirigida a la transformación de las empobrecidas familias urbanas, construyendo y convirtiendo sus propias viviendas en un sistema de creación de riqueza altamente productivo, incentivando el prosumo del conocimiento a través del uso de la fabricación personalizada en el escritorio, para eliminar en forma definitiva la dependencia del trabajo físico y repetitivo en las grandes industrias y empezar a depender del poder de la inteligencia de las generaciones futuras.  


 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal