COLOMBIA PAIS POBRE O PAIS RICO - Movimiento Poder del Conocimiento

Vaya al Contenido

Menu Principal:

COLOMBIA PAIS POBRE O PAIS RICO

PROPUESTA

La futura riqueza de los países depende del conocimiento

“Colombia enfrenta una decisión que afectará a sus habitantes y futuras generaciones. Es la decisión de seguir siendo un país con elevados niveles de pobreza y desigualdad a través de la creación de empleos de baja remuneración en la construcción de obras públicas y vivienda, promoviendo un sector agrario lento y empobrecido, empleos de trabajos repetitivos en las fábricas de chimeneas y un sistema político dependiente de una democracia clientelista y corrupta, o por el contrario, un país con elevados niveles de ingresos, empleos independientes y altos niveles de prosumo y una democracia transparente sin clientelismo en donde el poder del ciudadano se imponga en todas las instituciones del gobierno y la política. Y a nivel internacional pasar de un país compitiendo a base de la mano de obra barata o por el contrario un país de avanzada a través de un comercio internacional de alto valor agregado dependiente de productos del conocimiento y jugando un gran papel en la economía global. Esta decisión se debe tomar muy rápido. La velocidad es necesaria, porque el mundo está pasando por la más rápida y radical distribución de poderes económicos de los últimos siglos. Algunos países se beneficiarán en gran medida. Otros se quedarán por fuera. La fuerza que empuja esta reestructuración es el surgimiento de una nueva forma de creación de riqueza en el planeta dependiendo del conocimiento”.



Conocimiento Vs. Petróleo

Mikhail Gorbachev, influenciado por Alvin Toffler, al poner en práctica la perestroika, expresó: “Tenemos mucho de casi todo –tierra, petróleo, gas y otros recursos naturales- pero en nuestro país hemos vivido mucho peor que en otros países industrializados y la diferencia no cesa de ampliarse”. Lo que significa que no es a través de las locomotoras del petróleo y la minería, sino del conocimiento como se pueden obtener los altos niveles de ingresos necesarios para eliminar los elevados índices de pobreza y desigualdad.
El gobierno del presidente Santos desde sus inicios en el 2008 le apostó a las locomotoras, entre ellas la minería y el petróleo.
¿Si el conocimiento es el petróleo de la economía del mañana, de cuánto de ese petróleo intangible disponemos?
Las reservas mundiales de crudo batieron en octubre 2015, su máximo histórico al superar los 3.000 millones de barriles, según el último informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Por otro lado, el conocimiento, se ha convertido en uno de los componentes de crecimiento más rápido en nuestro entorno económico y social. Por ello, cualquier comparación del conocimiento con el petróleo es equívoca.
Las formas como almacenamos y entregamos el petróleo solo han cambiado ligeramente en el último siglo. Seguimos dependiendo de tuberías, tanques y buques petroleros. Por el contrario, con la difusión de computadores, satélites, teléfonos móviles, internet y otras tecnologías digitales, estamos alterando drásticamente las formas en que creamos y almacenamos el conocimiento, las herramientas para aprovecharlo mejor, los lenguajes en que se expresa, los niveles de especialización y abstracción en que se organiza, las analogías de que dependemos, la cantidad que se cuantifica y los medios a través de los que lo diseminamos.
Otra diferencia básica entre el petróleo y el conocimiento es que cuanto más petróleo usamos, menos nos queda. Por el contrario, cuanto más conocimiento usamos, más del mismo creamos. Esta simple diferencia vuelve obsoleta a buena parte de la economía tradicional. Ya no puede definirse a la economía, como la ciencia de la asignación de los recursos escasos. El conocimiento, es en esencia, inagotable.




 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal