COLOMBIA ACTUAL - Movimiento Poder del Conocimiento

Vaya al Contenido

Menu Principal:

COLOMBIA ACTUAL

COLOMBIA



"Si no cambiamos el futuro de Colombia, tendremos que dolorosamente soportarlo"


Pobreza. Según la revista Semana, al 61,7 % de los colombianos los ingresos apenas les alcanza para subsistir.

En una revista Dinero del 2015 se presentan las cifras monetarias: Una persona necesita $239.205 para subsistir al mes si vive en una cabecera urbana y $143.256 si vive en un área rural o centro poblado disperso. El gobierno supone que una persona que supera estos niveles de ingresos ya no es pobre.

PIB: PIB/cápita: En el año 2015, según el FMI, Colombia ocupa el puesto 87 en la lista descendente del PIB/cápita (USD$5,687) en el mundo entre 186 países. Esta situación se empeora con el alza del dólar. La economía colombiana ha perdido nueve puestos en el ranking mundial de acuerdo con las cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI). Las cifras del FMI muestran que en el 2014 el Producto Interno Bruto (PIB) colombiano era de US$378.544 millones en valores corrientes y que la entidad lo estima en US$274.135 millones este año, un 27,5% más pobres.

Endeudamiento: El endeudamiento externo que ya superó la cifra de USD$120,000 millones de dólares, un 43,5% del PIB.

Salario Mínimo: Compárese el salario mínimo con lo que reciben los congresistas: Salario Mínimo: $689,954. Ingresos Congresistas: $27,929,064 + 30 millones para el staff y pagan impuestos sobre solamente $5,816,124. Y sin contar el ausentismo. Mientras un congresista en 4 años recibe la suma de $1,340 milones, la misma suma la recibe un empleado de salario mínimo en 162 años.

Subempleo: Según el Dane, en las trece principales ciudades colombianas y sus áreas metropolitanas la tasa de subempleo llegó a 29,8 por ciento y a nivel nacional a 34,9 por ciento. Esto significa que en la zona urbana 2.664.000 personas andan al rebusque y que en todo el país la cifra se eleve a 6.652.000 colombianos. El panorama laboral sigue mostrando un aumento en el nivel en materia de subempleo, lo que significa que cada vez hay más personas en la informalidad y en el rebusque.

Medio Ambiente: De acuerdo con el Informe 2014 sobre el índice de desempeño ambiental, elaborado por las universidades de Yale y Columbia, Colombia ocupa el puesto 85 entre 178 países que mide la calidad del aire, saneamiento del agua, tratamiento de aguas residuales, agricultura, cubierta forestal, pesca, biodiversidad, energía e impactos en la salud.

Educación: En las pruebas PISA del 2012 de la OCDE, Colombia ocupó el puesto 61 entre 65 países en lectura y matemáticas, en la solución creativa de problemas Colombia ocupó el último lugar entre 44 países. En el año 2014, en educación financiera, los estudiantes de colegio de Colombia obtuvieron un promedio de 379 puntos, lo que los situó en el último lugar de la tabla de los 18 países evaluados.

Salud: Según la Corporación Viva la Ciudadanía, el Sistema de Seguridad Social en Salud colapsó. Para el gobierno, el problema sigue siendo un asunto financiero, para otros es un problema estructural, son visiones muy diferentes, tanto de las causas de la crisis como de las soluciones.

Corrupción: En el Índice de Percepción de Corrupción de Transparencia Internacional, Colombia obtuvo, utilizando una escala del 0 percepción de altos niveles de corrupción a 100 percepción de muy bajos niveles de corrupción,  una puntuación de 37/100 ubicándose en el puesto 93 entre 175 países, una vergonzosa posición por sus implicaciones en la legitimidad de las instituciones, la equidad, la justicia social, la generación y la distribución de la riqueza.

Justicia: Según informa el Diario El Espectador, en el ámbito internacional, el sistema judicial del país está evaluado como ineficiente: ocupa el puesto 88 dentro de 142 países (Foro Económico Mundial 2011-2012), el sexto lugar como la justicia más lenta en el mundo (Doing Bussines 2011). Un proceso puede tardar, en promedio, 1.346 días.

Abuso Sexual: Entre 2005 y 2007, fueron violadas 721.246 mujeres, la mayoría en edades entre los 13 y los 49 años, de ese universo de mujeres abusadas, el 78,4% vivía en zonas urbanas y el restante 21,6%, en áreas rurales.

Estos altos niveles de pobreza y pobreza extrema, los empleos de baja capacitación y remuneración, los campesinos escuálidos y envejecidos prematuramente, la violencia y los desplazados del conflicto fluyendo a las ciudades engrosando los cinturones de miseria, la burocracia, la corrupción gubernamental, los altos niveles de contaminación, la mala calidad de la educación, las graves fallas en el sistema de salud, el caos en la justicia, el desorden en el transporte en las grandes ciudades, están llevando al país a un grado inclinado de insostenibilidad.

Las estrategias de la Economía Industrial propuestas por muchos de nuestros dirigentes del gobierno y la política, de la mano de obra barata y la creación de empleo de baja remuneración a través de la construcción, fábricas de chimeneas y un sector agrario lento y empobrecido, no han logrado los resultados esperados.

Por el contrario, la nueva estrategia del sistema de creación de riqueza basada en el conocimiento colectivo, lo que antes parecía ser un sueño, ahora es posible convertirlo en realidad.

Si deseamos una verdadera paz que sea permanente, es necesario resolver los anteriores problemas. Pero estos problemas no se pueden resolver con las políticas tradicionales de la Economía Industrial. Estos problemas requieren un nuevo replanteamiento de la economía basado en la Economía del Conocimiento.

Como lo afirma Huntington Lambert, Decano de la Escuela de Extensión de Harvard “Hay dos billones de adultos en el mundo que necesitan más educación para participar en la economía del conocimiento. Mi sentido más profundo es nuestra convicción de ayudar a liderar el cambio que permita obtener el aprendizaje en sus términos. Si la próxima generación va a resolver los problemas creados por esta generación, va a tomar un esfuerzo increíble”.


Colombia en crisis.

Hoy día en Colombia, el destape de las grandes ollas podridas en materia de corrupción, la caída del PIB en dólares desde $378 mil millones de dólares en el 2014 a $274 mil millones de dólares en el 2016, la deuda externa superando los $120 mil millones de dólares, el déficit pensional de $38 billones de pesos, el colapso en la salud y la deuda con hospitales y clínicas superando los $7 billones de pesos, el pésimo sistema educativo que tiene a Colombia en los últimos lugares de las pruebas Pisa, el desorden y la lentitud en la justicia, el aumento de los precios, la mayor iliquidez en los hogares, los campesinos fluyendo a las ciudades en busca de la mínima subsistencia, los millones de colombianos en las ciudades viviendo del rebusque, el 10% de las familias colombianas, madres solas con hijos, viviendo con $3,750 pesos diarios, 1,5 millones de bogotanos con menos de 6,000 pesos diarios, muestran un gobierno y una clase política desacreditada por los malos manejos administrativos y la falta de controles reales.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal